La Cruz de los ajusticiados

En la zona en la que se ubicaría la puerta de Aníbal, la más antigua de la ciudad, se encuentra hoy la llamada Cruz de los ajusticiados. La puerta y muralla fueron destruidas a finales del siglo XIX y lo único que se puede ver que ha quedado es el arranque del arco de entrada.

Esta cruz se construyó a finales del siglo XV, en el estilo gótico-plateresco, que es tan característico de Salamanca. Se encuentra elevada sobre gradas de cuatro escalones, basamento y tiene un fuste de granito. La cruz que se encuentra ubicada sobre la columna está profusamente labrada en piedra arenisca con un relieve de Cristo Crucificado en su lado norte, y de la Virgen en su lado sur.

El nombre de esta cruz proviene de la historia negra de la ciudad, según la cual allí se colgarían las cabezas de los ajusticiados en tiempos de la Inquisición. ¿Por qué en este lugar? Porque se hallaría en zona extramuros, junto a la entrada a la ciudad, de forma que el viajero que visitaba Salamanca al ver esa imagen macabra se sentiría advertido sobre las duras leyes y normas que aquí regían. Ya no quedan apenas cruces de este tipo, pero existían más de varias decenas de ellas distribuidas por la ciudad. Éstas eran simplemente cruceros conmemorativos, dada la importancia de una Salamanca devota.

2020-01-21T16:09:11+00:00