La Iglesia de Santiago del Arrabal

Junto al Puente Romano se encuentra esta iglesia, que no siempre podemos visitar en nuestros Free Tours, y es uno de los símbolos de la ciudad de Salamanca, la iglesia de Santiago del Arrabal. ¿Por qué se la conoce como “del arrabal”? En la Edad Media, toda la zona que quedaba en el otro lado del río era un paso a través del cual los peregrinos transitaban por la Vía de la Plata y en ese lugar se ubicaban molinos y viviendas de planta baja que, dada la pobreza que tenían sus materiales y debido a su emplazamiento, cuando el río crecía; quedaban totalmente inundadas. Por todo ello, este barrio siempre fue el barrio más humilde de la ciudad y como quedaba fuera del recinto amurallado, recibió el nombre de “arrabal”.

Esta iglesia es una de las más antiguas de la ciudad. La iglesia original fue construida en el siglo XII en un estilo románico-mudéjar. Por el sitio en el que se encuentra, es natural que se dedicara al apóstol Santiago, al pasar por ese lugar los peregrinos que iban camino de Compostela y ser esta la primera iglesia de la ciudad que se encontraban. Su función era por este motivo la de dar la bienvenida y servir de lugar de culto para todos los peregrinos que arribaban a Salamanca. Se dice que este templo fue tan popular en la ciudad que, todos los años, el día de Santiago, todos los miembros del Ayuntamiento salmantino iban a caballo a escuchar la misa en él, con un cortejo que iba precedido por un pendón con el escudo de la ciudad. Esto fue así hasta el siglo XIX.

Previamente, en época barroca, como era costumbre, se remodeló totalmente su interior, y en su exterior, se añadió en el siglo XVIII una ventana-camarín sobre el ábside mayor, como es típico en muchas iglesias salmantinas.

Entre los años 50 y 60 del siglo XX, la iglesia fue totalmente intervenida por su estado de ruina y, la iglesia actual, nada tiene que ver con la primitiva: se eliminó la torre, se cambiaron los puntos de acceso, se rehicieron los ábsides, se levantó un nuevo cimborrio y una espadaña. Lo que se hizo, prácticamente, fue reinventar la iglesia creando un arquetipo de templo mudéjar. Por ello, nada tiene que ver la iglesia original con la que se puede ver hoy en día.

Por desgracia, esta iglesia casi siempre está cerrada y es conocida en la ciudad por servir, sus alrededores, de lugar de reunión de todos los universitarios para celebrar la fiesta del Lunes de Aguas.

2020-04-17T12:17:35+00:00